Header Ad

Categorías

Publicaciones más vistas

Limpieza de comunidad: ¿Cómo organizar la limpieza de las zonas comunes?

Limpieza de comunidad: ¿Cómo organizar la limpieza de las zonas comunes?

La importancia de mantener tu comunidad siempre impecable

GRUPO JOCORDÁN empresa dedicada a la limpieza de comunidades, nos ofrecen en este artículo conocer más de cerca la limpieza y el mantenimiento de las zonas comunes: escaleras, rellanos, ascensores, cuartos de basura, etc.

Es importante para toda comunidad de vecinos tener una organización, limpieza y mantenimiento adecuado en todas las zonas comunes y que no debe descuidarse, jamás.

Teniendo en cuenta que no todos los residentes de una comunidad tienen los mismos hábitos: mientras que algunos son exigentes en cuanto a respetar una determinada higiene, otros no lo son. Por ejemplo: algunos de ellos se complacen en cuidar las zonas comunes mientras el resto de los residentes las descuidan. Estas actitudes dificultan la vida en una comunidad vecinal, pueden surgir tensiones y por ello es importante que el administrador de la finca tome medidas para garantizar una buena higiene en las zonas comunes de la comunidad.


La mejor solución está al alcance de todos

La única manera de remediarlo es organizar la limpieza de las zonas comunes, ya sea eligiendo a un responsable de la comunidad o contratando a una de las mejores empresas de limpieza profesional.

1. Contrata a un conserje profesional

Contratar a un conserje es la mejor opción. Es una profesión por derecho propio, por lo que es obvio que la profesión está sujeta a la normativa regulada que se rige por el convenio colectivo nacional de empleados de fincas urbanas (personas que proporcionan servicios de mantenimiento incluyen: vigilancia de las entradas y salidas de la residencia, la limpieza, el orden de las zonas comunes, el mantenimiento y la atención de los residentes).

Por lo tanto, se estipulan las condiciones de trabajo del conserje, incluida la remuneración.

Pero antes de elegir esta primera alternativa, debes tener en cuenta ciertos criterios. Para empezar, analiza la situación y el tamaño de la comunidad de vecinos. ¿Es lo suficientemente grande? Si es así, no tendrás ningún problema en pagar un conserje en cuestión trasfiriendo este coste en los gastos de todos los inquilinos de la comunidad.

Sin embargo, para una comunidad de vecinos pequeña, un conserje puede ser caro e innecesario.

Contrata a un conserje profesional


2. Contrata a limpiadora externa

Al contratar a una limpiadora no tendrás que preocuparte de la limpieza de las zonas comunes y, al mismo tiempo, liberarás parte de tu tiempo para otras tareas más importantes.

Sin embargo, tendrás que comprobar por ti mismo si el/la limpiadora realiza un trabajo satisfactorio en tu comunidad de vecinos.

Para averiguarlo, comprueba algunos criterios con tus vecinos y otros propietarios implicados:

– La calidad esperada

– La frecuencia de la limpieza

– La duración de la limpieza

Contrata a limpiadora externa


3. Utiliza los servicios de una empresa de limpieza

En realidad, recurrir a una empresa de limpieza es la mejor solución, el precio es asequible y tiene muchas ventajas. Por ejemplo: cuentan con un equipo profesional y experimentado. No tienes que preocuparte por la calidad de los servicios que ofrecen.

En caso de ausencia de algún miembro del equipo de limpieza, este último se sustituye automáticamente para garantizar que la limpieza se lleve a cabo en cualquier circunstancia.

Al contrario de lo que se cree, recurrir a una empresa de limpieza es económico. Los intervinientes cuidan muy bien las zonas comunes, para que estén debidamente mantenidas. Los inquilinos y los propietarios estarán muy atentos y evitarán cualquier daño en la propiedad. El resultado será una reducción de los costes y unos inquilinos satisfechos.

Las empresas de limpieza también están comprometidas con lo que hacen. No te sentirás decepcionado si utilizas sus servicios.

3. Utiliza los servicios de una empresa de limpieza


¿Cómo tener una comunidad limpia?

Para hacer de tu comunidad de vecinos un lugar más limpio y bonito, empieza por mantener las zonas comunes. Un esfuerzo de limpieza bien organizado y un buen trabajo de seguimiento mejorarán el entorno vital de todos.

  • Servicios de jardinería: En la mayoría de las comunidades de vecinos, los propietarios son responsables de mantener limpia estas zonas comunes, en este caso el jardín. Algunas de las tareas que se debe realizar es: cortar el césped, cultivar plantas, podar árboles, etc.
  • Limpieza de los desagües: Los desagües son para el paso del agua, no para la basura. Para evitar las inundaciones, hay que asegurarse de que los desagües se limpien regularmente para que no se obstruyan y la basura no entre en los cauces naturales.
  • Recoge la basura
  • Limpieza de garajes
  • Limpieza de ascensores
  • Limpieza de ventanas
  • Limpieza y pulido de suelos

¿Cómo proceder?

No eres el único que puede decidir qué hacer o no hacer. No dejamos de repetirlo: vives en una comunidad. Por eso hay que plantear la propuesta a tus vecinos, incluido el administrador. De hecho, si eres miembro del consejo de administración, ya sabes lo que tienes que hacer.

Tanto si vives en un piso como si lo tienes en propiedad, puedes evitar muchos daños y posibles disputas externalizando los servicios de limpieza.

Por supuesto, puedes elegir entre las 3 soluciones propuestas anteriormente. Pero, en cualquier caso, te recomendamos encarecidamente que solicites la intervención de una empresa de limpieza que además de ofrecer este tipo de servicios también realizan la limpieza de oficinas, limpieza de naves industriales, limpieza de restaurantes, etc.

5/5 - (1 voto)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies