Header Ad

Categorías

Publicaciones más vistas

Preguntas que debes hacerte antes de reformar una cocina

Preguntas que debes hacer antes de reformar una cocina

¿Tu cocina empieza a parecer un poco antigua? ¿Quieres darle un lavado de cara?

Si la cocina de tus sueños lleva mucho tiempo en tu cabeza, debes saber que la realidad suele ser más compleja. Así que, antes de embarcarte en el proyecto, es necesario plantearte las preguntas adecuadas. De hecho, si tomas las decisiones correctas desde el principio, evitarás gastos innecesarios y pérdidas de tiempo.

¿Qué debes tener en cuenta antes de reformar tu cocina? ¿Qué elegir entre una reformar integral total o un simple cambio de imagen? ¿Cuáles son los condicionantes que hay que tener en cuenta para una reforma sin contratiempos? A continuación, te lo explicamos:

¿Qué elementos hay que tener en cuenta antes de reformar una cocina?

Para evitar equivocarte y tener remordimientos una vez terminada la obra, la reforma de tu cocina debe hacerse de forma meditada.

Para que sea agradable vivir en ella, debe combinar practicidad, estética y facilidad de mantenimiento. Aquí tienes las 5 preguntas más importantes que debes hacerte para trazar tu hoja de ruta.


¿Para qué utilizas tu cocina?

Esta pregunta puede parecer obvia. Sin embargo, no todos utilizamos nuestra cocina de la misma manera. Dependiendo de nuestras actividades, nuestros gustos y el número de personas que vivan en tu hogar, la cocina puede tener diferentes finalidades y de ello depende tu reforma.

Para una sola persona, la elección de los electrodomésticos de la cocina no es la misma: puede plantearse un frigorífico pequeño, un lavavajillas opcional o menos espacio de almacenamiento, mientras que una familia numerosa no tendrá más remedio que optar por un conjunto de electrodomésticos mucho mayor. Además, si no es aficionado a la cocina, no tienes por qué abarrotar tu casa con un montón de electrodomésticos, prefiriendo en su lugar tener más espacio en las encimeras.

En cualquier caso, ten en cuenta que la distribución de tu cocina debe basarse en 3 pilares que se corresponden con las 3 actividades clave en una cocina: cocinar, fregar y almacenar. Esto se denomina triángulo de actividad.

¿Para qué utiliza tu cocina?

¿De cuánto espacio dispones?

Dependiendo del tamaño de la habitación, tendrás que adaptarte. Para una zona de cocina pequeña o para determinadas distribuciones de cocina, como una cocina de pasillo, te aconsejamos optar por muebles y electrodomésticos que ocupen poco espacio.

No dudes en elaborar un plan detallado de tu proyecto para tener una visión global y concreta de las distintas posibilidades que se te ofrecen. Si quieres aprovechar esta reforma para ampliar tu cocina eliminando un tabique, por ejemplo, recurre a empresas de reformas en Madrid antes de diseñar tu cocina para asegurarte de que la obra es viable.

Un profesional podrá informarte sobre los precios de la reforma. Elaborará un presupuesto desglosado para ayudarte a elegir. A veces bastan unos pocos ajustes para reformar una cocina y mejorar su aspecto. Pueden diagnosticar tus necesidades con los servicios de dicha empresa. Se fijarán en todos los elementos que hacen de tu cocina una estancia bonita y funcional.

Piensa en el almacenamiento Ollas, sartenes, vajilla, etc. La cocina está llena de utensilios y accesorios. ¿La clave de tu felicidad? Espacio de almacenamiento suficiente.  Si tienes una cocina pequeña (cerrada o en un pasillo), aprovechar toda la altura del techo te permitirá, por ejemplo, no amontonar todas tus ollas en un mismo lugar.


¿Qué sistema de ventilación elegir?

Olores, restos de grasa, bacterias, etc. A la hora de reformar tu cocina, el diseño del sistema de ventilación es un punto de vigilancia esencial. ¿El objetivo? Para garantizar una renovación óptima del aire:

Te aconsejamos encarecidamente la instalación de una ventilación mecánica controlada simple o doble flujo para garantizar la renovación del aire además de la ventilación natural.

Sin embargo, no siempre es posible instalar un sistema de este tipo al reformar una cocina, ya que requiere obras importantes para tender los conductos y crear un falso techo que los oculte. En este caso, puedes optar por un extractor de aire colocado en lo alto de tu cocina para extraer el aire maloliente.


¿Qué materiales y diseños elegir para reformar una cocina?

Al reformar una cocina, no es necesario cambiarlo todo. Puedes decidir conservar parte de tu equipamiento y mobiliario, siempre que encajen bien en tu nuevo entorno.

A la hora de elegir los distintos materiales para tu cocina y los acabados que deseas aplicar, debes pensar en la estética, pero también en la practicidad.

Un material estético muy difícil de mantener puede no ser una buena elección si cocinas todos los días y tienes niños pequeños. Ten en cuenta, por ejemplo, que un acabado lacado es más propenso a dejar huellas que un acabado mate. Ciertos colores, como el negro o el blanco, también son menos indulgentes con la suciedad que un frontal de color madera.

En cuanto a la encimera, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a elegir:

Si optas por materiales basados en paneles de madera (melamina, laminado), no tendrás ninguna dificultad para limpiarlos. El inconveniente es que son menos resistentes al calor, los arañazos y la humedad.

Maciza, chapada o contrachapada, la madera es una apuesta segura… Siempre que la protejas bien con un barniz. Su inconveniente es que puede agrietarse si hay mucha humedad.

Otro material interesante es el acero inoxidable, muy sólido, higiénico y fácil de mantener. Cuidado con los arañazos y su elevado precio.

La cerámica es, junto con el cuarzo, uno de los materiales más duraderos para encimeras de cocina. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas superficies no pueden repararse fácilmente si resultan dañadas.

¿Qué materiales y diseños elegir para reformar una cocina?


Renovar la cocina: ¿hay que cambiar el suelo?

Aunque inviertas en la más moderna de las decoraciones, si tu suelo no está al día, sin duda delatará la antigüedad de tu cocina.

Así que piensa en elegir un suelo que sea a la vez de diseño, resistente y fácil de mantener.

Aunque los azulejos son el rey de los suelos de cocina, hay otras opciones, como el linóleo y el parque, que son cada vez más populares en esta estancia.


¿Qué elegir entre una reforma integral de cocina o un simple cambio de imagen?

En función de tu presupuesto y de tus deseos, puedes decidir cambiar todo lo que hay en tu cocina o simplemente dar una segunda vida a los muebles y electrodomésticos existentes.

¿Cómo te decides? He aquí algunas directrices:

  • En función de tu presupuesto: como puedes imaginar, una reforma total de tu cocina no tiene el mismo impacto financiero que un simple cambio de imagen.
  • Según el estado de tu cocina: una cocina anticuada o envejecida no significa necesariamente que esté en mal estado. También puede prestarse a un cambio de imagen, con un resultado muy satisfactorio. Sin embargo, si está dañado y no es muy funcional, deberías plantearte una reforma total.
  • Según la naturaleza de la obra: a la hora de decidir entre una reformar total o un relooking, también debes tener en cuenta que el alcance de la obra no es el mismo. Los trabajos de reformas pueden ser bastante pesados y durar mucho tiempo.

Reforma de la cocina: condicionantes a tener en cuenta

¿Ya estás pensando en tu preciosa cocina renovada? Antes de hacer realidad tu sueño, debe tener en cuenta ciertas limitaciones:

La limitación presupuestaria suele ser el primer obstáculo que nos viene a la mente cuando nos planteamos cualquier tipo de obra. No dudes en pedir varios presupuestos para comparar y obtener la mejor relación calidad-precio.

También hay que analizar las limitaciones de espacio y la configuración de la estancia: además de las dimensiones de la cocina, hay que tener en cuenta la ubicación de ventanas, puertas y rejillas de ventilación.

Por último, la duración de las obras, a veces difícil de estimar, es un elemento importante a tener en cuenta. Para un cambio de imagen, espera unos días en función de las modificaciones.

Una reforma completa, en cambio, requerirá más tiempo: prevé al menos dos semanas para las obras, en función de la mano de obra disponible y del tipo de trabajo previsto.

4/5 - (1 voto)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies